jueves, 9 de junio de 2016

Que una persona que ames con toda tu alma se vaya es muy duro.
Que una persona que ames con toda tu alma se muera es muy difícil.
Pero ver a una persona que amas morir un poco todos los días es desgarrador.

Mi mamá era una persona super alegre. Siempre haciendo chistes, daba buenos consejos, y la consideraba una buena amiga. Era un ejemplo a seguir por luchadora e inyectaba mucha alegría a quienes compartían con ella.

Pero guardarse tanto dolor, la falta de amor propio y no perdonar le pasaron una gran factura: una depresión profunda, que ahora lleva ya más de dos años. Y aun, ahora ella no lo ha aceptado, entonces quien sabe cuanto tiempo va a tardar más.

Yo que soy quien vivo con ella puedo verla engañar a mis hermanos, a la gente y a ella. Veo como les cuenta salí a caminar, paso en la huerta, estoy bien, etc. Cuando yo la veo pegada a un celular sentada en un sillón todo el día, esperando un mensaje de mi hermano o buscando en google sobre enfermedades.

Ahora es una persona amargada, se comporta como alguien de 90 años, es una persona que no podes escuchar cuando habla, no es cariñosa, y vive echando la culpa de todo lo que pasa al primero que se acuerde: las enfermedades, el dinero, vivir en un pueblo, yo, etc ....se convirtió en todo lo que vivía diciendo que no quería ser...

Donde está mi mamá???? ocupo que me la devuelvan!!!!

2 comentarios:

Hermes Porras dijo...

Que trance más difícil, pero como me dices cada día "Dios no da una carga a quien no pueda soportarla" vamos era fuerte y podrás ayudar a como puedas. Fuerza, un gran abrazo y estamos para las que sean.

Nelly Quirós dijo...

Gracias Hermitos. Sos un sol siempre! Un abrazo fuerte!